Cuatro meses de aprendizaje en Canadá

Marlene Rodríguez, becada de la promoción Dale Un Chance 2013 y estudiante de Administración de empresas en INTEC, cuenta cómo aprovechó las oportunidades de movilidad estudiantil en su universidad entre septiembre y diciembre 2016.

Próximamente se integrará a una pasantía laboral, en APAP.
¡Felicidades por este paso que fortalece tu formación!

No sé por dónde comenzar, son tantas cosas. He conocido tantas personas y visitado tantos lugares, que realmente estoy enamorada de Canadá… Cada año Canadá ofrece una beca completa que cubre todos los gastos para la estancia y estudios de un grupo de estudiantes de América Latina y El Caribe en ese país, a través del programa ELAP (Emerging Leaders in the Americas) y mediante un convenio de Canadá con algunas universidades en Latinoamérica. Uno de sus objetivos es que los estudiantes de la región tengan la oportunidad de exponerse al experticio y los recursos académicos canadienses. La beca aplica para todas la universidades en el territorio canadiense. Me postulé y fui designada a Vancouver Island University, ubicada en la isla Nanaimo, perteneciente a la provincia de Vancouver.

El programa brinda la oportunidad de cursar materias en Canadá que luego me convalidarán como parte de mi currículo académico en el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

Me encanta la universidad porque todo el tiempo tienen actividades para todos los estudiantes de intercambio que les permiten conocer toda la isla de Nanaimo. He participado en tantas actividades y nos han llevado a parques de diversión extrema: a Westwood Lake, para conocer los hermosos lagos de la isla; a casas embrujadas por motivo de Halloween, a la ciudad de Vancouver para juegos de Hockey y de hiking a montañas preciosas, como Mount Benson y Mount Washington, a un parque de luces en Navidad y a la ciudad de Victoria.

Viví en un apartamento en la residencia de la universidad, con otras siete chicas. Dos de ellas son de Belice, una de Noruega y cuatro de Alemania. Mi roommate era de Alemania, una chica fantástica. Le enseñé algo de español y ella me enseñó algo de alemán. Al principio era difícil adaptarme, porque teníamos cuatro horas de diferencia con República Dominicana y los días se me hacían larguísimos, pero después todo se volvió demasiado chulo.

Puedo decir, sin duda alguna, que la característica que más amo de Canadá, es la seguridad. Esto me hará una falta increíble.

He disfrutado mucho de esta experiencia y siempre muy agradecida con APAP. Sin el chance que me dieron, esta experiencia de cuatro meses no hubiera sido posible.


Materias para la vida

Advanced Topics in Management. Trabaja directamente en el liderazgo de los estudiantes y los expone a situaciones cotidianas de las organizaciones que nos permite reconocer las acciones de un líder y nos ayuda a trabajar en nuestro liderazgo.

Negotiations. Una de mis clases favoritas. Nos enseñan las técnicas de las negociaciones, cómo identificar buenos y malos negociantes y cómo ser un muy buen negotiator. En casi todas las clases tenemos que negociar con nuestros compañeros y aplicar tácticas para ganar.

Todas estas clases son increíblemente bellas, los maestros son personas completamente preparadas y realmente muy interesados en el aprendizaje de los estudiantes.

The Wine Industry. Una materia que estudia la historia y todo el proceso de vino. En esta clase he aprendido a catar, a conocer los diferentes tipos de uvas y a identificar cómo acompañar un plato con un buen vino, entre muchas otras cosas.

Aunque fueron solamente tres clases, demandan mucho tiempo y dedicación por la cantidad de proyectos que debíamos realizar.