Una nueva economista entre los egresados de Dale Un Chance

Teresa Reyes aún se emociona al recordar la llamada que le confirmó su sueño: había sido escogida para el programa Dale Un Chance de APAP.

Tres años y medio después completó una de sus metas más importantes: graduarse de Economía del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) con honores Summa Cum Laude.

“No me lo podía creer. Salté de alegría y llanto, de felicidad, porque era lo que realmente quería. ¡Le di tantas gracias a Dios por esa gran oportunidad que estaba permitiendo en mi vida!”.

Supo del programa en 2013 por su escuela, el Liceo Técnico Profesional San José Fe y Alegría parte de los liceos de Fe y Alegría. Se graduó de técnico en Contabilidad  Finanzas, con un historial meritorio en todo su bachillerato.

Antes de APAP había aplicado al programa de becas del INTEC pero no fue seleccionada y el miedo a repetir esa experiencia casi evitó que se postulara.

Cuando lo hizo, la duda tocaba su puerta en cada paso del proceso, pero lo completó. “Yo, tan asustada, nunca había ido a una entrevista. Estaba tan feliz y de una vez busqué consejos para que me fuera excelente. Puse todo en las manos de Dios. Fui a mi entrevista y cuando salí, sentí que me había ido súper bien… pero pasaron los días y no me llamaban”.

Se preguntaba “¿Y si dije algo mal y no me di cuenta?”, “¿Y si realmente no les gusté?”, “¿Y si hay demasiados candidatos?”. Su madre la tranquilizaba y no perdía la esperanza. “Me decía “Tranquila Teresa, recuerda que todo es un proceso. Confío en Dios que ingresarás a APAP”, cuenta Teresa, que acumuló un índice de 3.84 durante sus tres años de carrera.

Su mayor reto fue el ritmo trimestral del INTEC y la presión de mantener un buen índice académico para conservar la beca. Cuenta que cuando se le acumulaban muchos pendientes pensaba que no iba a poder con todo, “pero siempre mis padres me animaban y me insistían en seguir mis sueños y no renunciar. Decían: “Teresa, tu puedes”, “Dios te dará las fuerzas”.

“No fue fácil porque tuve muchos percances en el camino, tanto económicos como emocionales, pero lo logré tal y como lo soñé. Nunca desistí”, afirma.

Entre sus pensamientos favoritos están: “Cuando sientas que ya no puedas más, dale con más ganas y, sobre todo, siempre pon a Dios en primer lugar”. También tiene presente que a los ganadores no se les mide por las veces que se han caído, sino por las veces que se han levantado.

Luego de finalizar esta etapa, Teresa contempla optar por una beca universitaria para realizar una maestría.

“Le doy gracias a mis padres, familiares, amigos y todos aquellos que me apoyaron durante este arduo esfuerzo, a APAP por haber confiado en mí y darme el CHANCE de estudiar en la universidad de mis sueños”.

15 de mayo, 2017