Cristian David Cuevas López, de la promoción DUC 2013, se integró al departamento de Redes y Comunicaciones TI para una práctica laboral, esta vez en su campo de interés profesional, como requisito de la carrera Ingeniería de Sistemas de Computación, la cual cursa en UNAPEC.

En este artículo comparte su experiencia en el programa:

“¡Solo cambié mis estrellas!”

“Dale Un Chance” significó para mí una transición donde los sueños se hacen realidad. Cuando inicié en el programa, me sentía muy presionado por estar con 13 compañeros de diferentes escuelas, lo cual no era nada fácil. El nivel de competencia era exagerado en comparación con los estudiantes de mi Liceo, pero eso no fue una limitante, gracias a mi mentora Liusik Cuello, quien fue capaz de ver todas mis deficiencias y que me ayudó a salir adelante. Lo que más me gustó de haber participado en la versión 2013, es la fuerte unión que se consolidó entre nosotros y  los mentores.  

Vivo en el sector de Los Guandules y soy egresado del Liceo Parroquial Domingo Savio, Fe y Alegría. Gracias a APAP obtuve la oportunidad de estudiar Ingeniería de Sistemas de Computación en la Universidad APEC (UNAPEC) y, como entenderán, ésta es una carrera sumamente cambiante, por lo cual debo seguir preparándome y desarrollando mis habilidades con el objetivo de tener mejores resultados en la práctica.

Con respecto a la pasantía, lo más importante es la experiencia que pueda adquirir. Estoy muy feliz, por el hecho de haber durado tres años capacitándome, y además de que tengo la oportunidad de hacer lo que me gusta. A veces las personas se acercan y me dicen: “Tú tienes suerte, siempre te va bien y obtiene todo fácil, y sólo respondo: No tengo nada de especial, soy un simple joven igual que ustedes, solo que aprendí a cambiar mis estrellas”.

Por eso les recomiendo no enfocarse únicamente en lo que ven sino observar las acciones que una persona realiza para lograr algo. Una frase que siempre me repito y que puede servirle, es “Si eres capaz de tener una actitud positiva, entonces todo a tu alrededor cambia”.

Seguro se preguntarán de dónde proviene la frase “Solo cambié las estrellas”, no sé si recuerdan la película “Corazón de Caballero”, que relata la historia de un niño que sueña con ser un caballero, el único inconveniente que tiene es que no posee título de nobleza; es sólo el hijo de un techador.  Un día, mirando un desfile, le pregunta a su padre si algún día él podría ser un caballero y un anciano que se encontraba cerca de ellos no pudo contener la burla ante tan grande estupidez y dijo: “¿Cómo el hijo de un techador logrará ser un caballero? Primero tendría que cambiar las estrellas”.

El niño, lejos de desilusionarse, le preguntó al padre si podría cambiar las estrellas del cielo y el padre le contestó: “Mientras desees algo con todo tu corazón, puedes cambiar tus estrellas”. Después el chico y su padre se separaron. Creció y a base de mentiras, arriesgándose a ser colgado en la horca, decidió lograr sus sueños y se hizo caballero.

Durante el último campeonato que se celebraba en su tierra natal, la cual no visitaba desde hacía mucho tiempo, el joven regresa al pueblo y piensa que su padre estaba muerto. Siente nostalgia y una niña le pregunta si alguna vez vivió allí. Él decide contarle a la niña, como secreto, que su padre vivía en una casa cerca de donde estaban, que era un techador y tejía redes para pesca. La niña rápidamente lo actualiza y le dice que su padre todavía vive en esa misma casa pero que está ciego.

El joven se despide de la niña y corre rápidamente a la casa, donde encuentra a su padre tejiendo una red. Le dice “Traigo noticias sobre su hijo” y el señor se pone nervioso, emocionado, y lo primero que le pregunta es “¿Pudo cambiar sus estrellas?”. “Sí”, respondió el joven y le confesó que era su hijo.

Aunque no me gusta el método con que se valió el joven para lograr sus sueños, es una historia con la que me identifico. Para mí lo importantes es el mensaje que nos transmite y esa es la parte que me llevo.

Dale Un Chance acompaña a los estudiantes en sus etapas de educación superior e inserción laboral. La pasantía se desarrollará del 17 de julio al 17 de octubre de 2017.