Me enteré del Startup Weekend Fintech por un por un amigo que participó junto a los organizadores del evento. Desde que fui a la primera charla explicativa comencé a interesarme en participar como Staff porque en verdad aún no entendía eso de presentar una idea de negocio Fintech.

Cuando llegó el día del evento estaba muy nerviosa. ¿Estaba en el lugar correcto? Todos hablaban de una idea que tenían… ¡y yo ni entendía que todo giraba en torno a lo “Fintech”!! Solo sabía que la Vielky del primer día no iba a ser la del último: algo iba a aprender.

Las personas que participan en estos eventos son muuuuy sociales y auténticas, lo que me ayudó a entrar más en confianza, aclarar mis dudas y entablar amistades.

Durante la cena me acerqué a un joven que me había pedido que votara por su idea para preguntarle más acerca de la misma. Ahí fue que comencé a entender que las ideas de negocio presentadas debían abarcar la temática de “finanzas y tecnología” y que podía aportar mucho porque en mi pasantía de Dale un Chance había trabajado estos temas. Pensé “¡Gracias Dale Un Chance!”.

Para mi sorpresa, me encontré con una parte del personal de APAP participando en el evento como desarrolladores y coaches porque la entidad patrocinaba el evento.

Esa misma noche logré convencer a dos desarrolladores de que trabajaran con el equipo que ya se inclinada por el nombre de “Bank Inmueble”. Desde entonces no dormimos y comenzamos a trabajar.

Logré empoderarme de la idea con gran facilidad. De hecho, me sentía demasiado segura de que teníamos casi todo listo hasta que el sábado por la mañana comenzamos a contactar clientes, a evaluar todos los contras de la idea y entonces los coaches se acercaron a aclarar la pregunta esencial: ¿Cuál es el problema que intentan resolver? Nuestra idea llegó a un punto en el que decidimos no continuar. Ya no sabíamos cómo contestar positivamente a tantas preguntas que reducían nuestro aporte.

Dos horas después encontramos en Internet que nuestra idea existía en Puerto Rico y Estados Unidos. Sinceramente creo que eso fue lo que nos impulsó a creer más en ella y a ver la viabilidad de hacer lo mismo en nuestro país.

Cuando comenzamos a creer en nuestra idea y a buscar razones tangibles que la hacían viable, entonces comenzamos a crecer. Comenzamos a conseguir inversionistas que veían en nosotros a jóvenes emprendedores enfocados y determinados, que estaban dispuestos a correr el riesgo de lanzarse a un mar de posibilidades por sus sueños.

No ganamos premio o mención en el SW, pero ya tenemos dos reuniones agendadas con inversionistas interesados en hacer realidad nuestra idea y eso es un avance.

Todo fue muy difícil, tuvimos que trabajar mucho y EN SERIO. Startup Weekend Fintech me desafió y me sacó de mi zona de confort. Hizo que pensara mil veces por qué una idea estaba bien, cómo podía extrapolarla a la realidad y, una vez hecha realidad, cómo podía venderla como inversión rentable.

¡Sin duda alguna la Vielky del primer día no fue la del último!

 

Cinco cosas que aprendí en el SW Fintech:
Negarme a mí misma para escuchar mejores ideas: la importancia del trabajo en equipo.
Hacer un pitch no es tan fácil como parece.
Todo suma. Apliqué muchísimos conocimientos que había adquirido en la pasantía Dale un Chance de APAP.
Dejarme guiar por un excelentísimo equipo de coaches expertos en la materia.
Lo mejor: ¡me llevé muchas amistades!

 

Startup Weekend es un encuentro internacional, promovido con apoyo de la Fundación Kauffman, que se desarrolla periódicamente en diversos países. En República Dominicana se realizan encuentros temáticos, agrupando a jóvenes diseñadores, desarrolladores con espíritu emprendedor de negocios, dispuestos a desarrollar una idea en 54 horas. Más información en starupweekend.do

 

Vielky Álvarez es pasante de la promoción Dale Un Chance 2016 y estudiante de Derecho de la PUCMM.